ficboyaca

FIC 50 AÑOS

Patrimonio y circo: un diálogo histórico durante los 50 años del FIC

Casi 17.000 personas formaron parte de los diferentes eventos programados desde las áreas de Circo y Patrimonio, disfrutando de las propuestas innovadoras de dos líneas que se activaron en el 2022 y poco a poco se han consolidado como parte vital del Festival.

El espectáculo que se robó el show en la noche del sábado 2 de diciembre fue, sin lugar a dudas, ‘Highline: equilibro en las alturas’, una apuesta de Wayak Circo para cerrar la franja circense del Festival Internacional de la Cultura. Los equilibristas Marco y Hugo Moreno, con movimientos firmes, propios de los escarabajos boyacenses, lograron que la atención de los más de 10.000 espectadores que se encontraban en la Plaza de Bolivar se centrara en ellos, hicieron historia con un record: atravesar una cuerda floja, de aproximadamente 270 metros de longitud, a poco más de 35 metros de altura, reto que se hace más complejo en Tunja, porque la ciudad se encuentra a mayor elevación sobre el nivel del mar, en comparación con otras ciudades de Colombia. Los aplausos no se hicieron esperar y toda la plaza contuvo el aliento durante este show de gran formato.

En este camino innovador, se llevaron a cabo las ‘Circolimpiadas’, un espacio en la Plazoleta San Francisco, donde cualquier persona podía participar en diferentes retos orientados por artistas circenses con gran experiencia, disfrutando de un momento diferente, divirtiéndose y, tal vez, descubriendo nuevas habilidades. Al respecto de lo planeado en esta área, que contó con 14 puestas en escena y casi 13.000 asistentes, Milena Urriago expresó: “vengo desde la ciudad de Bogotá, estoy muy emocionada de toda la programación del FIC, pero especialmente enamorada de todos los artistas de circo, hay mucho talento. Me voy con el corazón super grande de tanto talento que hay en Tunja. Este festival ha sido para mí una experiencia genial y maravillosa, porque los boyacenses son muy amorosos y en el arte son un 10, muchas gracias”.

Ahora bien, el área de Patrimonio dio ejemplo con una mirada descentralizada que llevó el FIC a 7 municipios boyacenses: Tibasosa, Duitama, Sogamoso, Villa de Leyva, Zetaquira, Ráquira y Ramiriquí. En este marco, se exploró el patrimonio, la memoria y la historia con actividades académicas y prácticas que buscaban sumergir a los participantes en un amplio e interesante mar de conocimiento. Fue una oportunidad de hablar desde los centros de memoria histórica, los sabores y saberes, la idiosincrasia y los paisajes culturales que se manifiestan desde la fe, la sabiduría y la identidad de la cultura expresada por los boyacenses, que se transforma y vive en cada contacto con este territorio sublime.

En total, en esta línea, fueron 51 eventos que buscaron resaltar la cultura boyacense por medio del patrimonio y la memoria, en los que participaron más de 4.000 personas. Una de ellas fue Grace Malagón, “estuve en el evento de mujeres campesinas y me pareció muy interesante como se hizo la exposición de estos oficios tradicionales, la importancia de rescatarlos, de no dejarlos perder, porque son oficios y saberes que son muy de nosotros y se deben seguir transmitiendo. También estuve en el evento de Paisajes Culturales, un panel con varios investigadores, expertos en estos temas, para que no se queden solo en los libros y nos demos cuenta de que el patrimonio es una realidad, que no está muerto y lo seguimos viviendo”.

Prensa FIC

¡Dale me gusta y comparte!
Ir al contenido