Llega el concierto que mueve las fibras, por la compra de un canasto obtendrá una entrada para el 1 de noviembre

Llega el concierto que mueve las fibras, por la compra de un canasto obtendrá una entrada para el 1 de noviembre

Por la compra de un pieza de cestería elaborada por artesanos de Guacamayas obtendrá acceso a Platino, un canasto de esparto hecho en Cerinza y Belén le dará ingreso V.I.P y el canasto de chin del Valle de Tenza una entrada General al concierto de Fito Páez, ChocQuibTown, Sin Bandera e Izquierdo.

El trabajo artesanal se forja en las manos de campesinos boyacenses

En la misma tierra donde nacieron las escuelas radiofónicas como una revolución cultural del campo colombiano, hoy se tejen los esfuerzos por rescatar los saberes ancestrales que busca la conservación del medio ambiente a través de una tradición milenaria, la cestería.

María Ilvania Muñoz Molina, es una sutatenzana que ha apropiado esta labor con tanto amor que lleva más de 60 años prestando sus manos a la elaboración de canastos, símbolo de las costumbres campesinas.

Empezó a los diez años, gracias a su mamá, sus tías y sus abuelas, porque esta es una labor que ha sobrevivido generación a generación, y que como ella misma resalta “hasta el momento se está manteniendo con los abuelos, porque los jóvenes ya no quieren aprender a trabajar esta industria”.

La región es privilegiada cuando de materia prima se habla, “el chin o caña de castilla, se da en cualquier finca del Valle de Tenza, a la orilla de las quebradas, en las lomitas, en cualquier lado” dice Ilvania, tal vez por ello se ha arraigado tan fuerte esta práctica como para conseguir que no se haya extinguido.

La elaboración de cada canasto empieza con todo un ritual “el chin hay que cortarlo en menguante para que el material no se dañe, hace tiempo eso no pasaba pero ahora el material se trata de ‘macanear’, de salirle como un moho color negro, se nota que es debido al cambio climático” explica Ilvania. Y aunque esto no significa que se deba desechar ese material, si representa más trabajo para que los artesanos logren una producción de óptima calidad.

Devolvernos en el tiempo para reconocer nuestros productos, valorar los saberes de nuestros abuelos y la trascendencia de estos en nuestra identidad a través de esta artesanía típica, es también un gesto enorme con la conservación del medio ambiente y nuestros recursos naturales.

El primer paso es crear conciencia y volver a las costumbres ancestrales, “la gente lo piensa mucho para comprar un producto pero como decimos los artesanos, invierte pero es un producto que le va a durar muchos años, hay canastos que duran hasta 20 años y cuando ya no les dan más uso se convierte en abono para la tierra” señala Muñoz.

En el Festival Internacional de la Cultura “Del Agua y el Ambiente”, nuevamente cobra vida la identidad boyacense plasmada en el trabajo artesanal. Desde hace más de 4 meses Ilvania y un gran grupo de artesanos, tejen uno a uno los 3.800 canastos que se canjerán por las entrada del concierto estelar del 1 de noviembre. (Erika Sánchez/Prensa FIC 2018)

Categories: Noticias

Noticias relacionadas

Inicia tercer recorrido cultural de FIC Pa’l Pueblo en el municipio de Aquitania

El bello municipio de Aquitania es privilegiado por su cercanía con el cuerpo de agua más grande del país, el Lago de Tota. Esta es una tierra productiva, como lo explica Manuel Antonio Mesa, un Leer más …

‘Agüita Alegre’, identidad sonora del Festival Internacional de la Cultura ‘Del Agua y el Ambiente’

Este año, la canción representativa del Festival Internacional de la Cultura será ‘Agüita Alegre’ una creación del maestro Gustavo Adolfo Renjifo, uno de los mayores exponentes musicales de Colombia. La presentación de la cancion del Leer más …

Nuestro recorrido Fic Pa’l Pueblo llega hoy a Ramiriquí, cuna de la civilización

En el cierre de esta segunda ruta, el bus de la cultura llega a la tierra que mantiene viva las tradiciones de nuestros antepasados. Este municipio de gente pujante es asentamiento de un invaluable tesoro Leer más …